Por la plata baila el mono

No por repetido este viejo dicho popular ha perdido actualidad, como se encargó de poner de manifiesto la senadora Roxana Latorre (foto) que recientemente ganó la cinta azul de la popularidad tirando su honra a los perros de una manera francamente miserable para sorpresa de quienes habían depositado su confianza en los repetidos juramentos de fidelidad a la causa del campo mentidos durante la campaña gracias a los cuales obtuvo la banca que ahora algunos ilusos le reclaman con pronóstico de escaso éxito teniendo en cuenta que la borocotitis es una enfermedad que – como diría la licenciada en arte y audacia Graciela Ocaña – ha llegado para quedarse a la política argentina

Quizás podría haber tenido la entereza de obviar su fallido intento de explicar lo inexplicable y así ahorrar a los ciudadanos este paupérrimo espectáculo digno de Tartufo pero prefirió asestar un nuevo y duro golpe no sólo a la ya escasa credibilidad de los políticos sino lo que es peor a la esperanza de la gente de que algo haya cambiado después del 28-J.

Este nauseabundo episodio y el millón de pesos que el Banco de la Provincia de Buenos Aires le dio a Margarita Stolbitzer para el financiamiento de su campaña mediante un brumoso crédito ordenando por el inefable Daniel Scioli entre otros son sólo botones de muestra de la “intrincada maraña de intereses cruzados, necesidades, pasiones e intrigas” que ha sido mencionada hace muy poco en estas columnas como sostén del matrimonio en el poder, a los que se agregaron ahora exultantes empresarios televisivos dispuestos a convalidar el atropello contra el grupo Clarín a cambio de unas migajas de la torta publicitaria sin pensar en que pueden ser las próximas víctimas de los rencores y ambiciones presidenciales.

Es cierto que todo lo que toca el matrimonio se corrompe ya que como buen usurero Kirchner sabe de las miserias que habitan el alma de los hombres y por ende ha hecho de la apelación a lo mas rastrero de la condición humana su arma mas efectiva para lograr sus objetivos tácticos y desalentar la prédica de los muchos que ya han advertido el camino de perdición en que la pareja ha embarcado al país.

Pero este don no es el que se necesita para encauzar a una Argentina que pide que paren el mundo para subirse a él, porque gobernar no es una competencia permanente acerca de quien la tiene mas larga sino un difícil arte cuya existencia es para nada posible en el marco de pobreza intelectual y tilinguería que han exhibido en los últimos años los esposos Kirchner dando pie a la idea cada vez mas creciente de la defenestración.

Lamentablemente las plumas estelares como la de Alfredo Leuco y otros que afean sus interesantes análisis estigmatizando de antidemocráticos a quienes piensan que es imprescindible tener cuanto antes al matrimonio fuera del gobierno no hacen sino confundir a la sociedad y allanar el camino de dos inescrupulosos para que continúen su raid sin destino dejando detrás suyo tierra arrasada sobre la que los que vengan deberán encarar la reconstrucción y el largo camino hacia un lugar en el mundo desarrollado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s